TRUCOS PARA HACKEAR EL CUERPO HUMANO


  1. Tose cuando te estén poniendo una inyección. Es una manera sencilla de sentir menos dolor. Eso se debe a que, al toser, conseguimos que la tos aumente la presión del pecho, consiguiendo así inhibir los conductores de dolor de la médula.
  2. Si tienes que memorizar un texto, léelo varias veces antes de ir a dormir. Cuando dormimos, el cerebro organiza la información y la pasa a la memoria a largo plazo. Consolida toda la información.  Eso ayuda a recordar el texto por la mañana. Pruébalo! Muy útil para época de exámenes o si tienes que hacer una presentación o discurso.
  3. Seguro que alguna vez has sentido una punzada de frío intenso en la cabeza mientras comías un helado. Para eliminar esa sensación de “congelación”, sólo tienes que apretar tu lengua contra el paladar. El dolor desaparecerá instantáneamente como por arte de magia.
  4. Si has cenado demasiado y no puedes dormir, toma nota: acuéstate sobre el lado izquierdo de tu cuerpo. Con eso consigues que tu estómago esté por debajo del esófago, lo cual no permite que el ácido estomacal entre en la garganta, evitando el reflujo y la acidez estomacal.
  5. Estornudar es bueno. Pero si justo estás a punto de estornudar en un mal momento, puedes detenerlo. Para ello, sólo debes presionar hacia abajo tu labio superior.
  6. Si la somnolencia aparece en un momento inapropiado, sólo tienes que aguantar la respiración todo el rato que puedas. Eso hará que tu frecuencia cardíaca se acelere, lo que hará que la somnolencia desaparezca.
  7. Si te has quemado un dedo, por ejemplo, sacando algo del horno, un truco muy útil: para que no te salga ampolla es presionando el área quemada con otro dedo.
  8. Si te has emocionado y tienes ganas de llorar en un momento inadecuado, toma buena nota. Abre los ojos todo lo que puedas, no pestañees y mira hacia arriba con los ojos, sin mover la cabeza. Eso provoca que tus glándulas lagrimales se estrechen, pudiendo así controlar las lágrimas.
  9. Si estás en algún sitio con la música muy alta y no consigues escuchar a tu interlocutor, prueba lo siguiente: Tápate el oído izquierdo y escucha  con el derecho. Infalible!
  10. Picor de garganta? Intenta rascarte la oreja. Cuando se estimulan los nervios del oído, los músculos de la garganta se contraen, lo que a menudo alivia el picor de garganta.
  11.  Mejora tu visión momentáneamente. Para ello, dobla la mano en un puño y mira a través de ella como si fuera un telescopio. Este truco permite que solo un estrecho haz de luz llegue a la retina, aumentando así la profundidad de campo y el enfoque momentáneamente.
  12. Evita la nariz taponada con el siguiente truco: empuja la lengua contra el paladar, moviéndola de un lado a otro. Mientras, presiona el entrecejo. Estas 2 acciones juntas, hacen oscilar ligeramente el hueso de vómer, aflojando la congestión y permitiendo que los senos paranasales se vayan drenando.
  13. Si te cuesta dormir, éste es tu truco. Es el llamado truco del 4-7-8. Inspira durante 4 segundos, aguanta la respiración durante 7 y suéltala durante 8 segundos. Hazlo varias veces. Caerás rendido antes de lo que crees!

Like it? Share with your friends!

What's Your Reaction?

Me gusta Me gusta
3
Me gusta
No lo entiendo No lo entiendo
2
No lo entiendo
Me sorprende Me sorprende
1
Me sorprende

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar