Elimina la suciedad que hace tan visibles los puntos negros: machaca una aspirina con unas gotas de agua y exfóliate la cara con la mezcla, insistiendo en la zona de nariz y barbilla. Deja actuar la pasta unos 10 minutos y aclara con agua fría. Verás como la suciedad de los poros va desapareciendo. Repite cada semana y notarás la diferencia

Otra buena manera de borrar los puntos negros del  rostro es con la mascarilla de tomate

Únete a la conversación

5 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar