Inicio > AHORRO

Cojín terapeútico casero

huesos de cerezas

Un cojín terapeútico casero y útil

Para hacer tu propio cojín terapeútico guarda todos los huesos de cerezas que puedas. Para limpiarlos hiérvelos en agua con un chorro de vinagre. Sécalos bien e introdúcelos en una funda de algodón. Los huesos de cereza son excelentes acumuladores térmicos, y una  vez calientes liberan lentamente el calor, proporcionando el  calor seco ideal para dolores cervicales, artrosis, reuma, dolores musculares y lumbares.  También es excelente para el dolor de ovarios, pudiendo aplicar para ello la bolsa directamente sobre ellos o sobre los riñones (muy efectivo)

Puedes calentar tu saquito poniéndolo encima del radiador o en el microondas a potencia media durante 1 ó 2 minutos (depende tu tolerancia al calor)

También puedes utilizar el saquito en frío para aliviar golpes, esguinces, contusiones, etc. Para enfriar el saquito mételo en el congelador durante 30 min.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.