0

Si tienes gambas o langostinos congelados y los quieres preparar de la manera más natural posible y que queden en su punto de tal manera que parezcan frescos toma buena nota: cuécelos durante cuatro minutos en agua a la que habrás añadido sal gruesa y una hoja seca de laurel. Pasados los cuatro minutos escurre las gambas (o langostinos) y colócolos en una cama de hielo. Quedarán tan tiernos como los frescos!

Advertisements

Like it? Share with your friends!

0

What's Your Reaction?

Me gusta Me gusta
0
Me gusta
No me gusta No me gusta
0
No me gusta
Risa Risa
0
Risa

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar