Inicio > HOGAR
trucos de cocina

Trucos de cocina

trucos de cocina

Los trucos de cocina que debes saber

Hay ciertos trucos de cocina que son muy útiles. Te hago un resumen de mis últimos “descubrimientos”:

Limpiar el aceite de la freídora: Si el aceite está poco usado pero bastante manchado puedes limpiarlo poniendo la freídora en marcha. Una vez caliente, echa a freír un par de hojas de lechuga. Deja freír un poco y retira las hojas. Comprobarás que el aceite está limpio.

Guiso muy salado: Un guiso está pasado  de sal tiene fácil remedio: pela una patata y corta en rodajas gordas. Mételas en el guiso y ponlo todo a fuego muy lento. Remueve de vez en cuando. En unos 20 minutos el exceso de sal habrá sido absorbido por las rodajas de patata y tu guiso estará en su punto de sal. A comer!

Arroz suelto: Si te gusta el arroz pero odias que se apelmace al cocinarlo sólo tienes que añadir unas gotas de limón al agua de cocción. El arroz te quedará suelto y esponjoso!

Ablandar la carne asada : Si quieres que la carne asada quede bien melosa añade el corcho (limpio)  de una botella a la cocción. Este truco es especialmente bueno para la carne de caza, que suele ser un poco más dura.      Verás qué diferencia!!

Patatas fritas crujientes: Las patatas fritas te quedarán bien crujientes si antes de freírlas las pelas, las cortas y las dejas en remojo unos 30 minutos. En agua fría. Soltarán el almidón y quedarán de rechupete!

Sartenes que han perdido la antiadherencia: No las titres, todavía puedes cocinar con ellas. Antes de cada uso, pon a calentar la sartén y echa un puñado de sal gruesa. Mueve de vez en cuando. Cuando la sal empiece a saltar, retírala del fuego y deshecha la sal. Tu sartén ya ha recuperado la antiadherencia, ya puedes cocinar sin que se te pegue la comida. Repite el proceso cada vez que cocines.

Huevos rellenos: Para que al cocinar huevos rellenos te queden bien presentados y la yema quede centrada sólo tienes que remover haciendo círculos durante un par de minutos al principio de la cocción. El movimiento circular hará que la yema se centre y se cuaje en el punto idóneo para presentar unos huevos rellenos de revista.

Conservar jamón de York: para conservar en perfecto estado el jamón de York (o cocido) una vez abierto el paquete lo ideal es envolverlo en film transparente y meterlo en un recipiente de plástico hermético. Así se conservará mucho más tiempo en perfecto estado. Y si ves que no vas a llegar a consumirlo todo esa semana puedes congelarlo, es un producto que si lo descongelas progresivamente a temperatura natural no pierde sabor. De ésta manera podrás disponer de él cuando lo necesites. Pero recuerda que no es aconsejable dejar congelado más de 3 meses.

Bechamel sin grumos: Para evitar que al hacer la bechamel se formen grumos utiliza el siguiente truco: primero fríe la harina en la mantequilla. Después añade leche fría. La diferencia de temperatura hace más difícil la formación de grumos.

Recipiente con caramelo quemado: ¿Has hecho caramelo y te ha quedado el caramelo pegado en el fondo de la olla? La mejor manera para limpiarlo es poniendo la olla a cocer con un poco de agua. El agua hirviendo licuará el caramelo y podrás limpiar tu olla dejándola sin una sólo arañazo.

Pechugas de pollo más sabrosas: Te quedarán realmente deliciosas si las pones a macerar en un poco de leche con ajo y perejil. Déjalo reposar 1 hora. Seguidamente puedes empanar las pechugas de pollo y freír. Exito garantizado!

–  ¿Piña madura?: Sabrás  si la piña está realmente madura por sus hojas. Si se arrancan fácilmente es que está demasiado madura, no la compres. Está en su punto si cuesta un poco de arrancar las hojas. Y siempre debe tener la carne firme, no debe ceder. Si no es otro signo de que está demasiado pasada.

 

 

Compartir!

Te puede interesar:

4 comments on “Trucos de cocina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.