Inicio > BELLEZA
rímmel

Secretos del rímmel

rímmel

Trucos con rímmel

La mayoría de mujeres utilizamos la máscara de pestañas (o rímmel) a diario para hacer que nuestros ojos luzcan más. A lo largo de los años he conseguido recopilar unos cuántos trucos que ya me hubiera gustado que alguien me contara hace años! Os los resumo:
– Habitualmente lo que encarece el precio del rímmel que compras es la forma del cepillo aplicador. Así que si alguna vez te compras una súper máscara no tires el cepillo. Si lo limpias bien te servirá para peinar cejas y pestañas, para aplicar tratamientos (aceite de ricino o de oliva para fortalecer las pestañas, etc. ) También te será muy útil para eliminar los grumos de las pestañas una vez aplicada tu máscara de pestañas habitual, y así no aplicas más color, sólo limpias grumos. También será de lo más útil si lo metes dentro de polvos sueltos (o polvos de talco) y lo aplicas en las pestañas para ganar volumen. Aplica después de la primera capa de rímmel y se quedarán los polvitos enganchados. Seguidamente aplica la segunda capa de rímmel y los polvitos quedarán teñidos del color de tu rímmel y verás un aumento natural del volumen de tus pestañas.
– Cuando apliques el rímmel aplica siempre haciendo un movimiento hacia el entrecejo, no hacia las sienes. Finaliza con un movimiento en zig zag en las puntas para que no queden pegadas las pestañas. Eso hará que se separen  y parezcan unas  pestañas  más largas.
– Si se te ha secado el rímmel puedes recuperarlo. Echa en el interior un par de gotas de aceite de oliva. Cierra bien y mételo en un vaso con agua muy caliente. Cuando lo saques no olvides agitarlo bien, para que se acaben de mezclar todo homogéneamente. El calor hará que puedas volver a utilizar el rímmel durante más tiempo extra.
– Cuando apliques las capas procura que sean capas finas, sin mucho producto. Deja secar entre capa y capa unos 10 segundos. Es preferible poner más capas hasta conseguir el efecto deseado que poner demasiado producto de golpe.
Y por último, si quieres lucir unas pestañas rizadas… riza las pestañas con un rizador (o la parte posterior de una cuchara) a la que habrás aplicado calor con el secador. Eso hará que cuando apliques el rizador caliente marques el rizo en tus pestañas durante mucho tiempo más! Al final, de tanto usar el truco las pestañas se acaban curvando solas (hasta que crecen las nuevas). Recuerda que el rizador lo debes aplicar SIEMPRE antes de aplicar el rímmel, de lo contrario se te pueden romper las pestañas.

Compartir!

Te puede interesar:

2 comments on “Secretos del rímmel

Responder a Abuela Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.