Inicio > AHORRO

Desatascador de tuberías casero

Haz tu propio desatascador de tuberías casero. Puedes utilizar el truco una vez cada tres meses, como mantenimiento, para prevenir atascos mayores. Haz lo siguiente:

Echa una medida de bicarbonato en el desagüe. Seguidamente tira dos medidas  de agua hirviendo, de esta manera empezarán a disolverse los restos de grasa. Pasados unos 5 minutos tira  nuevamente una medida de bicarbonato de sodio, añade una taza de vinagre y tapa el desagüe. Verás que la mezcla provocará  una reacción de burbujeo, espuma  y cierto ruido. Cuando acabe el burbujeo tira  agua hirviendo por el desagüe, para terminar de aclarar los restos. Tus tuberías quedarán limpias!

 

 

Compartir!

Te puede interesar:

3 comments on “Desatascador de tuberías casero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.